Invertir en TI

A principios de año, Gartner publicó la “CIO Agenda 2008” realizada a partir de entrevistas a 1.500 máximos responsables de tecnología, de la que quisiera destacar algunos puntos:

  • “las empresas mantendrán su gasto en TI durante 2008 aunque hay que estar preparados por si las circunstancias empeoran”, según Patricia Cody-Otero, vicepresidenta de Gartner España y Portugal”.
  • Una tendencia que confirma esta encuesta es el crecimiento muy moderado del presupuesto de TI que se viene manifestando desde hace cinco años.
  • Y de nuevo se confirma también la cada vez mayor presión de los sobre los CIO para que la gestión del presupuesto, en la actual situación económica esté más enfocada a ayudar a transformar la empresa para ganar competitividad. Las empresas empiezan a ver las TI más como una inversión que como un gastos.
  • Otro de los mensajes es que el negocio demanda hoy al CIO que participe en su mesa directiva aportando inteligencia que permita a la empresa crecer, retener clientes y competir mejor. Para ello, el CIO debe comprender muy bien el modelo de Treacy & Wiersema, que identifica tres “disciplinas de valor”: crear y estrechar relaciones con el cliente, liderazgo de productos y excelencia operacional. Las compañías que quieran dominar el mercado deben dominar en una de ellas y solo una, pero las que pretendan conseguir la excelencia en las tres a la vez fracasarán.
  • El equipo TI propone en función de lo que le está demandando la parte del negocio. Y es un hecho que las empresas que han comprendido la necesidad de adoptar soluciones distintivas tienen incrementos del presupuesto mayores que las que se siguen moviendo sólo con soluciones genéricas, porque ven las TI como una inversión, no como un gasto.

Por otro lado parece que las prioridades estratégicas de los CIOs para 2008 son además de ayudar al crecimiento de la compañía y la alineación de las TI con el negocio –que repiten primer y segundo lugar respectivamente–, es la necesidad de atraer, desarrollar y retener personal TI.

Es cierto que hoy hay falta de experiencia especialmente en áreas, como la integración de software y cada vez resulta más difícil encontrar gente formada. Pero también es cierto que tampoco se encuentra gente con formación y experiencia real en gestión ya que simplemente que lleve tiempo gestionando,  sin tener en cuenta cómo es esa gestión, no es valorable.

Y aquí es donde enlazo como un punto que señala Patricia Cody-Otero:  ¿Cómo será el CIO del futuro?

En España no muchos todavía, pero cada vez más los CIOs están asumiendo responsabilidades globales que incluyen también la parte del negocio. A nivel mundial, casi en un 30% de los casos son los responsables de la mejora de los procesos de negocio y en un 17% de la estrategia corporativa. También comienza a suceder lo contrario: cada vez hay más CIOs –incluso en España– que proceden de la parte del negocio. Aún son pocos, pero es una tendencia al alza que está favoreciendo la acuciante necesidad de transformación que sienten muchas empresas. No tienen formación técnica pero son expertos en gestión. Y esto es algo muy positivo porque realmente la función TI es parte del negocio. Los CIOs tienen que tener clara esta visión si no quieren perder el tren. O que el tren les pille”.

Este es un punto importante para la reflexión dentro de la administración y para ASTIC . Por un lado porque la Administración delimita en extremo las funciones asociadas a cada uno de los cuerpos definidos. Encasillando a los técnicos tengan o no skills o talento para la gestión del negocio. Práctica  que, desde mi punto de vista, no sólo es obsoleta sino que perjudica la modernización y la eficacia. Por otro lado la administración no es una organización idónea para coger experiencia en la gestión por las limitaciones generalizada para fijar de planes a largo plazo, objetivos, definición de indicadores y mediciones, trabajo en grupo, etc . Cuestiones vitales para la gestión.

En el otro extremo están una parte de los técnicos manteniendo una posición un tanto miope, centrándose en la tecnología y minusvalorando los aspectos estratégicos y de negocio, como si no fuera con ellos. No quiero decir con ello que todos se dediquen a la gestión, pero si es cierto que la tecnología ,como parte estratégica de la organización,  debe estar plenamente alineada con el negocio.

La última reflexión es, aplicando el modelo de Treacy & Wiersema, en qué punto debe centrarse cada Departamento en la administración para conseguir ser excelente en su trabajo.

Anuncios


Categorías:Economía, Empresa, Tecnologías de la Información

Etiquetas:, , , , ,

1 respuesta

  1. Respondiendo a tu pregunta, Monty, el liderazgo de productos no parece que tenga mucho sentido para las administraciones, donde sí hay productos, pero no hay mercado, al menos en el sentido usual del término, para ellos.

    Por tanto deberíamos optar entre excelencia operacional (que al fin y a la postre es “funcionar bien”) y crear y estrechar relaciones con el cliente. La visión tradicional apuntaría al primer objetivo como prioritario. En tiempos de ajuste como éstos, pareciera también que la optimización debiera ser un objetivo.

    Pero la vision evolucionista, al menos si miramos primordialmente hacia el futuro, parece que debería apostar más por el segundo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: